El pasado fin de semana, del 24 al 26 de marzo, tuvo lugar en el Albergue Fray Luis de León, en Guadarrama (Madrid), el 7º Seminario de Formación de Líderes, organizado por la Unión de Mujeres Misioneras Bautistas de España (UMMBE). Este año ha habido dos programas diferentes: (i) temas sobre liderazgo, discipulado y violencia doméstica; y (ii) trabajo con niños y adolescentes. Dentro de este último programa, hubo una presentación completa de Godly Play, en tres sesiones. Asistieron al Seminario más de 70 personas (mayormente mujeres), de varias partes de España, y participaron aproximadamente la mitad de ellas en cada programa.


Como en otras presentaciones anteriores, los asistentes -después de observar y participar en una historia de Godly Play– tuvieron la oportunidad de responder individualmente a la misma.

Algunos a través de la lectura y escritura…



…y otros a través de trabajos creativos.

Después de los trabajos, hubo un tiempo de ‘fiesta’ cuando los participantes pudieron intercambiar sus impresiones sobre el método.

Luego… ¡más historias y reflexión!


En general, los comentarios fueron muy positivos:

  • “Creo que este método es un instrumento de bendición. Que Dios multiplique los obreros.”
  • “Me parece un método muy bueno, pues se ocupa de la parte espiritual del niño de manera específica. Me gusta también el hecho de bendecir a los niños al final de la sesión.”
  • “Me alegro que este método haya llegado a la iglesia.”
  • “Ha sido de mucha bendición y muy útil para mí personalmente. Lo encuentro muy práctico y sencillo.”
  • “Sería bueno fomentar la formación de monitores para poder desarrollar este método.”
  • “Mi estilo de trabajo con los niños es muy parecido a lo que planteáis, lo que no había visto era el enfoque de ayuda espiritual. Lo enfocaba sólo hasta el crecimiento, y creo que será muy apasionante ponerlo en práctica. Gracias.”
  • “Es un reto muy importante el trabajar con los niños.”
  • “La parte espiritual en los niños es un área poco trabajada, aunque sí en historias y versículos, no tanto en aplicaciones.”
  • “¡Ha sido de grande bendición para mi vida!”

Algunos de los participantes han pedido nuevas presentaciones o talleres de Godly Play en sus respectivas ciudades. ¡No me falta trabajo!