El método de la Unión Bíblica -o ‘Guía para la meditación diaria’– se encuentra en la contraportada de Mi encuentro diario con Dios (Notas Diarias). Siguiendo el antiguo método de lectio divina, la guía anima al lector a “encontrarse con Dios y abrirse a su Palabra”.

Godly Play puede definirse como un método de lectio divina especialmente diseñado para niños. Hay ciertas semejanzas entre las diferentes fases de la ‘Guía para la meditación diaria’ y las de una típica sesión de Godly Play.

1. Prepárate

“Abre tu corazón y vida para recibir la Palabra de Dios. Ora para que Dios te ayude a comprender y responder a lo que quiere enseñarte.”

En Godly Play, al entrar los niños en la sala, el ‘portero’ (profesor auxiliar) pregunta a cada uno: “¿Estás preparado/a para unirte al círculo?” Antes de traer la lección del día al círculo, el ‘cuentacuentos’ (profesor principal) pregunta a los niños: “¿Estáis preparados para escuchar la historia?” Más importante aún, el ‘cuentacuentos’ modela la actitud de preparación espiritual de manera verbal y no verbal; antes de entrar los niños en la sala, el ‘cuentacuentos’ ya está sentado en el suelo en actitud de oración y meditación.

2. Lee

“Sin prisas, lee el pasaje seleccionado para el día. Vuelve a leerlo hasta que estés seguro/a de haber captado el mensaje principal del pasaje.”

En Godly Play, la narración de la historia bíblica se hace con un ritmo lento, “sin prisas”, con una gran economia de palabras. El ‘cuentacuentos’ deja pausas y maneja creativamente el silencio para que los niños puedan ‘entrar’ personalmente en la historia.

3. Investiga

“Ten unos momentos para mirar el pasaje de nuevo, examinando lo que, tal vez, te está diciendo a ti. Contesta las preguntas del Cuestionario.”

En Godly Play, las preguntas de reflexión tienen el propósito de ayudar a los niños a relacionar las historias bíblicas con su propia experiencia y a identificarse -tanto individual como colectivamente- con las situaciones y vivencias del pueblo de Dios en la Biblia.

4. Responde

“Responde al pasaje en oración. Convierte en adoración tus descubrimientos acerca de Dios. Convierte tus descubrimientos acerca de ti mismo/a en un nuevo compromiso de obedecer la Palabra de Dios. Escríbelo para que no te olvides de ello. Decide cómo compartir tus descubrimientos con los demás… por medio de las palabras y la acción práctica.”

En Godly Play, la fase de ‘respuesta’ es individual y de libre elección. Algunos de los niños, sobre todo los de mayor edad, pueden escribir cosas en su cuaderno. Además, se les proporciona la oportunidad de responder usando otros lenguajes más apropiados para la mentalidad infantil: el juego, el dibujo, la pintura, el modelado… Cada niño busca un espacio y los materiales correspondientes, y desarrolla su propia respuesta a la historia bíblica del día, o a cualquiera de las presentaciones anteriores. Sus trabajos se guardan en una carpeta personal que se convierte en una especie de ‘diario espiritual’.

Se encuentra más información sobre la Unión Bíblica en www.unionbiblica.com.

David