Esta semana pasada tuve la oportunidad y el privilegio de presentar varias historias de Godly Play en un retiro para jubilados, celebrado en el centro evangélico de ‘Eduardo Turrall’, en Toral de los Guzmanes (León). Pude desafiar a los asistentes a contar este tipo de historias bíblicas a sus nietos usando el estilo pausado de Godly Play. Las reacciones y los comentarios fueron muy positivos. “Solemos contarles historias como Blancanieves,” comentó uno de los ancianos, “Ahora veo la necesidad de contarles historias de la Biblia.” Otro asistente hizo una copia de algunos de los materiales para usar en casa con su nieto.

David