Cerca de 150 personas han asistido a las presentaciones de Godly Play que ya han tenido lugar en varias ciudades de España (concretamente: Madrid, Alcobendas, Alcalá de Henares, Sant Feliu, Málaga y Cádiz). Expongo a continuación una selección de las opiniones vertidas en las hojas de evaluación.

1. ¿Qué parte de Godly Play te gusta más?

• La manera muy interactiva de contar las historias.

• La utilización del silencio y la tranquilidad que invita.

• El método con que podemos transmitir verdades y enseñanzas espirituales tanto para los niños como para el maestro.

• Los niños son repetados como tal y no se espera que se comporten como adultos; esto enseña a los niños que una relación con Dios no es sólo para adultos sino para todos.

• Las preguntas que hacen la historia más aplicable a la vida del niño.

• Me gustó todo. Creo que está bien estructurada cada parte y bien analizada para usarlo.

• La posibilidad de hacer comentarios libremente sin temor a que se rechacen por los adultos.

• La forma visual de presentar la lección.

• Los materiales aplicados a la enseñanza. El método individual y de respeto a cada persona.

• Las figuras, la sencillez de la lección, el tiempo tranquilo y relajante.

• Me gusta la explicación lenta porque me entero mejor.

• Los objetos de madera.

• Contar las historias creando el ambiente previo y usando los silencios.

• Que te hace pensar observando el relato.

• El acceso que tiene el niño a un sitio donde él es valorado; está en su espacio.

• Los materiales que se usan y la forma de narración, transmitiendo paz y seguridad. También cómo se involucra al niño para su participación integral.

• La invitación a la reflexión y a la implicación en la historia.

• Precisamente me gustan los silencios.

• La organización.

• La presentación de los materiales y el círculo.

• La presentación del lugar: por zonas de material, orden cronológico, cada cosa tiene su sitio. Los materiales. La forma de contar las historias.

• La riqueza de materiales, variedad y su disposición ordenadamente.

• La diversidad de materiales y la posibilidad de abarcar todos los temas bíblicos en un solo espacio y que los niños puedan verlo.

• La creación de las clases con los materiales naturales. La manera de poder acercarnos a los niños, sintiéndome como un niño en la manera de sentarnos, etc. Ser el cuentacuentos.

• Disponer de un espacio para poder desarrollar, jugar, leer, dibujar y exponer las historias bíblicas.

2. ¿Qué parte de Godly Play piensas que es la más importante?

• El tiempo de reflexión después de la narración.

• La internalización de la historia.

• La libertad de expresión que se le da a los niños.

• De estar muy centrado en la Palabra de Dios.

• Los momentos de silencio que permiten la imaginación.

• Al ver la manera de hacerlo y jugar.

• El nunca juzgar las respuestas de los niños.

• Cada parte es importante. Pero, la hora de responder y trabajar, me parece muy, muy importante, pues, que nos enseña a callar más y hablar menos como educadores.

• Dar al niño la oportunidad de meditar la historia por sí mismo.

• Que las historias se hacen nuestras, son frescas, siempre algo nuevo, nuevas perspectivas… Dios habla a través de ellas.

• En general, todo es un conjunto completo e interrelacionado.

• La técnica de comunicar el lenguaje no verbal.

• La representación y participación de los alumnos a medida que se desarrolla la historia.

• Todo tiene su importancia: la historia bíblica, la enseñanza de organizar y enseñar al niño a guardar incluso los juguetes, la creatividad, el poder elegir qué es lo que quieres realizar.

• El principio de individualidad, es bíblico en el sentido de que Dios trata personalmente con cada individuo, manifestándose según la capacidad de cada uno.

• La forma tan pausada de explicar las cosas para que los niños capten el mensaje de una forma positiva.

• El método que lleva a intrigar y captar la atención del oyente.

• El mensaje que se transmite, promoviendo el principio de salvación.

• La parte donde el niño se involucra en la historia y participa.

• Reflexión – expresión.

• Que el niño no sólo escuche, sino que use los sentidos y el juego para aprender y reflexionar.

• Al ser historias bíblicas te enfrenta a tu situación ante Dios a través de la reflexión.

• La respuesta del oyente y la expresión de su sentimiento.

• El profesor; la primera enseñanza debe de ser la actitud de profesor.

• La forma de crear un buen ambiente para que el niño esté cómodo, aprenda, no se aburra y participe.

• La forma de captar la atención y de contar la historia.

• Todas son importantes.

• El papel que tiene el maestro a la hora de enseñar a los niños, tanto en el trato como en el uso de los materiales.

• Si la historia se ha dado bien, pues el momento de aplicación para los niños; o sea, el momento donde se hace real para el niño la historia contada.

• Fomentar el misterio, la creatividad, la reflexión, la comunicación.

• Explicar la Palabra.

• Cuando se le da al niño la libertad de expresar sus sentimientos.

• La preparación de la narración y el espacio. Hay que estar muy seguro de lo que se va a decir.

3. ¿Dónde estás tú en Godly Play? ¿Qué aspectos tienen que ver especialmente contigo?

• La metodología activa, el crear ambientes de comunión y respetar las opiniones, ideas y aportes de todos.

• Estoy identificada con los alumnos aprendiendo. La enseñanza y conocimiento del Señor.

• Desarrolla mi creatividad.

• El aspecto visual es importante para mí; puedo meterme en las historias –especialmente las parábolas– más fácilmente con una ayuda visual.

• Es una cosa nueva para mi, pero creo que ofrece ayuda a la educación de niños en mi iglesia y en casa.

• Yo quiero comunicar y aprender del silencio reverente.

• Me interesa el crecimiento personal del niño.

• Estar en silencio conmigo mismo y con Dios.

• Creo que necesito aprender a enseñar y aprender al mismo tiempo; estoy en el personaje que aprende y nunca termina de aprender, más, tengo para enseñar también a los niños con el silencio.

• Me sitúo en el mismo nivel que el grupo de niños.

• Godly Play me ha impactado especialmente como madre, no solo para la educación religiosa de mis hijos sino todo el concepto de su cuidado.

• En la percepción del mundo espiritual, el silencio, la calma, el orden.

• La búsqueda de la tranquilidad en un mundo de rapidez, para poder oír la voz del Señor.

• Me ha desafiado a transmitir algo más que palabras.

• Mi papel de madre y como colaboradora y posible ‘portera’ en la clase.

• En el aspecto del trato personal. Me gusta la enseñanza y el trato a cada persona: “conocer el rostro, no sólo identificarlo”.

• Tengo tiempos que estoy en el desierto y tiempos donde siento la seguridad, que me guarda en el camino. Son historias para contar.

• Pues al ser profe de escuela dominical me beneficia particularmente para desarrollar mejor mi ministerio.

• Que el método es visual y hablado con lentitud para captar mejor la atención. Me gusta. La forma en que lo puedo aplicar para educar en Cristo.

• Me identifico por ser educadora, y tener afición por las manualidades y la narrativa.

• En el camino hacia la perfección, aprendiendo a valorar lo que el Señor me da y adquiriendo fe cada día.

• Otra manera de enfocar el aprendizaje que una transmisión de contenidos.

• Reconversión al uso de símbolos. La comunicación tanto con niños, estímulo de profes, adolescentes y adultos.

• Experimentándolo en mí misma, ya que me veo llamada por el Señor para llevar de una manera sencilla y práctica el mensaje de Dios a los niños y otros.

• Como Abraham y Sara. Cuando Dios nos llamó para servir aquí en España, dejamos nuestro país para obedecerle.

• Cómo discípula. El conocimiento y la reflexión.

• Como el niño que escucha y aprende.

• A veces estoy como ‘cuentacuentos’ y otras como ‘portera’ más o menos. Me gusta más la primera y la posibilidad de ser creativa a la hora de explicar las lecciones.

• He usado algunos de los métodos, aunque no lo conocía.

• La parte artística, creativa, los trabajos manuales. Podría inventar opciones para ello.

• La estructura de las sesiones y los materiales.

• Puede que haya aplicado a mis clases alguna parte de Godly Play, pero sin completarla. Además, todo es nuevo para mí.

• La parte creativa, de hacer cosas diferentes e innovadoras, y la libertad de expresión artística.

• Trabajo con niños y me gusta transmitir lo que pienso y siento mediante las historias y cuentos.

• La narración (cuentacuentos) y el tiempo de respuesta (manualidades) porque se utilizan en nuestro trabajo con niños hospitalizados.

• Creo que con este método cada historia contada es para mí una interpelación a mi vida.

• Atraer la atención de los niños es especialmente importante para mí.

• Es totalmente novedoso, desde la reflexión y libertad de respuesta a la falta de contacto visual durante la narración.

4. ¿Hay algo de Godly Play que quisieras quitar o cambiar… y que aún continuase siendo el método que necesitas?

• Me parece un método muy bueno y práctico que se puede aplicar en muchas situaciones.

• No lo sé, mientras no lo utilice exactamente como lo han presentado.

• Sería bueno ver un vídeo de una sesión real con niños.

• No.

• No lo sé. Quizás podría quitar algo y después volverlo a poner.

• No, todo es válido para el uso que voy a darle en mi enseñanza con niños.

• Para mi es una nueva forma de enseñar la Palabra de Dios.

• Todo me parece un buen método.

• No, pero me gustaría que esto se amplifique más, con más material y facilidad de conseguirlo.

• No. Está bien, genial.

• De momento no se me ocurre nada.

• Todo es completo y perfecto… para enseñar a los que desconocen la salvación.

• En lo que he visto, me parece satisfactorio para enseñar y aprender a guardar el mensaje en la memoria visual en mi caso.

• Quizás en aclarar de algún modo que la liturgia no nos salva, es sólo una forma.

• Hasta no intentar ponerlo en marcha, prefiero no decidir qué.

• Cambiar el enfoque litúrgico si se pone impositivo.

• Creo que con niños pequeños usaría menos los silencios y le daría más ‘marcha’ a la historia.

• El ritmo más rápido.

• Que fuera más específico (por edades).

• Todo está enfocado y muy bien estructurado para la enseñanza.

• El Godly Play me ha impactado, de manera que no quitaría nada.

• Poder contar con el espacio y materiales necesarios.

• No lo conozco lo suficiente como para evaluarlo, pero me parece bien.

• Creo que el ser creativo es importante y quizá habría que adaptar esto a muchos niños y poco espacio, pero en sí el método creo que es correcto.

• No quitaría nada, pero quizás los mezclaría con mis métodos hasta ahora utilizados.

• No, no veo que sobre nada. Añadiría la memorización de versículos bíblicos, de una semana a otra.

• Pienso que el método es más eficaz que completo, porque hay aspectos como los materiales que podrían cambiarse por otros fabricados con otros materiales diferentes y no molestar la dinámica ni lo que se pretende enseñar. Se podría añadir leer directamente las historias de la Biblia y después hacer la representación entre todas.

• Creo que utilizaría partes de Godly Play para su aplicación en hospitales y la iglesia pero no sé si perdería su esencia.

• Algunos símbolos y algunas láminas que creo que son muy ‘oscuras’ para niños pequeños.

• Se podría adaptar dependiendo de la situación en la que tengas que narrar: espacio, edad de los niños, tiempo de la narración, etc.

• Dependiendo del contexto y situación, el tiempo de la narración debe de variar.

• Quizás reducir el tiempo total, es decir, adaptarlo a cada entorno.

• Añadiría más tiempo para la respuesta personal.

5. Otros comentarios

• No sabía que esperar cuando llegué pero, aparte de aprender mucho, el Señor me habló de una manera muy personal cuando se contaba la parábola del Buen Pastor. Por esa razón (y otras) valía la pena asistir.

• Me desafía:

– La utilización de símbolos no es propia de mi tradición religiosa.

– La libre interpretación de las parábolas. La Biblia, la Palabra, es viva y eficaz y debe hablar a cada uno sin esquemas teológicos.

• Gracias por el ministerio, de promover inquietudes, para hacer llegar el evangelio no solo a los niños, sino también a los ‘niños’ que hay en nosotros. Que el Señor nos bendiga.

• Me pareció muy importante, y busca el aprendizaje de la Palabra de Dios de modo divertido.

• Quisiera tener otro día con el ‘juego sagrado’.

• La necesidad de soporte material y documentación.

• Es un método complementario para la Escuela Dominical, pero puede ser, desde el punto de vista de la Iglesia, algo limitado en cuanto al conocimiento bíblico.

• Esta fue una experiencia y una enseñanza muy importante para mí, me enseña a utilizar menos las palabras y usar éstas con más precisión. Gracias por todo esto.

• Godly Play me ha transmitido el mensaje de honrar a los niños, una nueva forma de comprender las dimensiones del amor que Dios siente por nosotros, niños o adultos. ¡Impresionante! ¡Muchas gracias!

• Abre muchas posibilidades para comunicar al niño y con el niño las realidades espirituales.

• Es una técnica en la que el niño pasa de ser mero oyente a participante activo. Se deja oír y su opinión es tenida en cuenta dentro del grupo.

• Creo que es una forma muy buena y pedagógica de enseñar a los niños.

• Me ha ayudado a ver con unos ojos más ceremoniosos y expectantes las historias bíblicas, parábolas. Buscar un sitio ‘sagrado’ para los niños.

• Creo que el niño verá la fe como algo vivo, que apela a todo su ser.

• Útil para niños y mayores.

• Ha sido una exposición que aunque inicialmente es para niños, también vale y es de mucha utilidad para los adultos, e incluso los no creyentes. Es muy práctico.

• Es una exposición de la Historia Sagrada tan rica, amplia, profunda, para todo el público de todas las edades…

• Para mí es un método innovador y hasta hoy desconocido que me ha entusiasmado y que me ayudará en mi propósito evangelístico.

• Tiene para escuchar y para participar.

• Un método muy diferente al que estoy acostumbrada. El método que necesito y quiero practicar y utilizar.

• Puede ayudar a entender otras dimensiones de las relaciones humanas.

• Me ha gustado mucho la presentación.

• Creo importante poder crear un lugar sagrado, que los niños puedan conocer y respetar para oír la Palabra de Dios. También el hacerlo de esta manera, donde el niño se involucra en la historia a la vez que el que enseña y participa.

• Es un método muy concreto, válido para ciertos objetivos didácticos, no para todos.

• Creo que el niño tendría que participar más en la explicación o clase, haciéndose suyo el material y el contenido. Más juego y trabajo manual.

• Sería genial implantarlo en la iglesia dominical.

• Encuentro muy importante la preparación del líder.

• Me reitero en el impacto que me ha supuesto la forma de explicar las historias.

• Me ha impactado el método.

• Que Dios os bendiga grandemente en este ministerio y muchas gracias.

• Agradecerle su tiempo e interés por nosotros.

• Me ha parecido muy interesante todo lo que hemos visto.

• Felicitaciones por hacer de la Palabra de Dios un lenguaje sencillo y accesible a todos, y recordarnos valores que a veces olvidamos: el silencio y la sencillez.

• Creo que para su total aplicación es necesario un espacio propio y unas condiciones específicas que necesitan muchísima preparación.

• He disfrutado mucho y he tenido unos momentos de intimidad muy bonitos cuando se ha realizado el trabajo individual.