El pasado sábado 23 de septiembre, tuvo lugar en Salou (Tarragona) un taller de Godly Play dedicado a las historias sagradas. También, el día siguiente hubo una clase especial de Godly Play, con un buen número de niños y sus profesores. Ambos actos se celebraron en la Iglesia Protestante de Salou, c/ Pere Galés, 1 (FIEIDE). Asistieron siete educadores al taller y casi treinta niños y adolescentes a la clase de Godly Play.

TALLER

El taller de historias sagradas empezó con una demostración de la técnica de contar experiencias de la vida propia, usando una caja y varios objetos simbólicos. Luego, los participantes reflexionaron sobre qué objetos escogerían y meterían en ‘su’ caja personal.

El taller se centró en las llamadas ‘historias del desierto’ del ciclo narrativo de Godly Play: la Gran Familia (Abram y Sarai), el Éxodo, las Diez Mejores Maneras de Vivir (10 Mandamientos), el Arca y la Tienda (Tabernáculo), y el Exilio y el Retorno. En las fotos de arriba, vemos dos escenas de la historia de las Diez Mejores Maneras de Vivir.

Después, los participantes aprendieron y practicaron en grupos pequeños las siguientes narrativas: el Éxodo, el Arca y la Tienda, y el Exilio y el Retorno. Las siguientes fotos muestran algo de dichas prácticas.

A continuación, un miembro de cada grupo contó ‘su’ historia al resto de los participantes en sesión plenaria.

Finalmente, los participantes (con la ayuda de algunos niños), pasaron a la construcción de algunos de los materiales que se usan en la narración de las historias sagradas.

La Iglesia Protestante de Salou está avanzando rápidamente en la creación de materiales propios para su sala de Godly Play. Además, actualmente están negociando con el ayuntamiento el posible traslado del local… ¡si este plan prospera, piensan incorporar una nueva sala de Godly Play, con dimensiones óptimas, en el diseño del nuevo edificio.

CLASE DE GODLY PLAY

El domingo por la mañana tuvo lugar una clase de Godly Play con aproximadamente treinta niños y adolescentes, además de sus maestros y monitores. No fue una sesión típica, ya que hubo poco espacio para movernos, demasiados adultos, cámaras de vídeo y de fotos… Sin embargo, los niños respondieron muy bien a la historia del Arca y el Gran Diluvio. A la pregunta de “¿en qué lugar o en qué momento te sientes tan seguro y protegido como las criaturas en el arca?”, algunos pequeños respondieron: “En mi casa” o “Cerca de Mamá y Papá”. Sin embargo, uno de los niños más inquietos comentó: “Abrazando mi perro, eso es cuando me siento realmente protegido”.